Cómo entender la nueva factura de la luz. Ahorro Energético

El 1 de junio entró en vigor la nueva factura de la luz en España, que afecta a unos 10 millones de usuarios que se acogen al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). El Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico quiere fomentar el ahorro energético, eficiencia, autoconsumo y despliegue del vehículo eléctrico.

De esta forma, hay tres nuevas franjas horarias. La primera de todas es la hora ‘punta’ (de 10 a 14, y desde las 18 hasta las 22); hora ‘llana’ (desde las 8 de la mañana hasta las 10 de la mañana, desde las 14 hasta las 18, y desde las 22 hasta las 00.00); por último está la hora ‘valle’, que estará vigente todo el fin de semana y los festivos nacionales, así como desde las 12 de la noche hasta las 8 de la mañana.

La hora ‘punta’ será el tramo donde se pagará más cara la luz; la hora ‘llana’ es el nivel intermedio, mientras que la hora ‘valle’ es la tarifa más barata. Esto significa que poner una lavadora en fin de semana o a las 9 de la mañana será más barato que hacerlo en la hora ‘punta’.

Los principales cambios de la factura de la luz

Los componentes de la factura de la luz son cinco: el coste de la energía, los costes regulados (distribución, transporte, renovables, etc.), margen para la comercializadora por los servicios prestados, alquiler del equipo de medida y los impuestos.

Los principales cambios que afectan al modelo de la factura de la luz vienen en la separación de los cargos y los peajes. Los peajesson los precios regulados de los costes de las redes de transporte y distribución. Son determinados por la CNMC, tal y como establece la normativa de Europa.

Los cargos son todo lo que incluye al resto de los componentes de la factura, como las renovables o los sobrecostes de la producción de energía en territorios no peninsulares, que vienen fijados por el Ministerio de Transición Ecológica. En ambos casos, el precio se compondrá de una parte fija y otra variable, que dependerá del consumo.

De esta forma, todos los consumidores tienen un peaje con discriminación horaria en los términos de potencia y energía. Esto quiere decir que el precio será diferente según la franja horaria.

[Qué electrodomésticos consumen más energía]

Además, todas las tarifas de menos de 15 kW quedan unificadas, por lo que no habrá contratos de 2.0 A, 2.0 DHA, 2.0 AHS, y las tarifas 2.1 de potencia entre 1º0 y 15 kW. A todos ellos se les aplica la 2.0 TD con los tramos horarios y la posibilidad de contratar dos potencias.

El consumidor no tendrá que hacer nada, ya que el peaje se asigna de forma automática. En cambio, si se quiere se puede adaptar la potencia contratada y su pauta de consumo.

Qué hacer para reducir la factura de la luz

La CNMC da algunas claves para reducir el precio de la factura de luz. La primera es adecuar la potencia contratada a las necesidades reales, esta se puede modificar cada 12 meses. Otra de ellas es evitar simultanear consumos para reducir la potencia. Por último, aconsejan desplazar el consumo a periodos fuera de las horas ‘punta’.

Fuente: ABC


Certificaciones y Sellos